Siete impresiones del pasado

En las largas exposiciones fotográficas de los observatorios astronómicos, podemos observar estrellas, galaxias, nebulosas, planetas, colisiones y muchos más eventos del universo que suceden a una enorme distancia de la tierra, distancias que se miden en años de viaje a la velocidad de la luz. Esto significa que cuando logramos una observación en el presente dicho evento ha ocurrido años atrás en nuestra línea temporal, ya que la luz que de esos eventos se disipa recorre grandes distancias hasta llegar a los observatorios, y por lo tanto, tarda tanto como lejos se encuentre.

Podemos entonces pensar por ahora en dos líneas temporales, la derivada de experiencias lejanas y la derivada de experiencias cercanas -el día a día común y corriente-, que, aunque más inmediatas también conservan cierto tiempo diferido debido al proceso cerebral de asimilación, coherencia y sentido de las imágenes.

 Aunado a ello, la información que llega a nuestros ojos, oídos y demás, sufre distorsiones ocasionadas por el hecho mismo del traslado en el espacio; pierde energía, cambia de forma, tono, se suma, se sustrae, se divide, se difracta, se concentra, etc. En este punto tan joven del análisis ya surgen las preguntas: ¿Qué es entonces lo que creemos vivir o experimentar como realidad?, ¿Es acaso una realidad virtual o mental que es independiente de la realidad “en si”?, Ya que nuestro cuerpo es limitado en su captación y procesamiento
¿Somos capaces de construir herramientas tecnológicas que compensen dicha diferencia?, y finalmente
¿Es realmente relevante encontrar la manera de sincronizar con la realidad o es esa sincronicidad el verdadero mundo virtual?

 Siete impresiones del pasado es una imagen residual de una serie de experimentos con luz láser distorsionada a través de cristales, lentes, vidrio y materiales translucidos. Por medio de estos experimentos el artista busca lograr el mayor número posible de imágenes derivadas de un punto de luz concentrada y constante para ilustrar los conceptos antes descritos, así como para apuntar hacia el desarrollo de un tercer concepto: La escala.

ARTĒRIAM © 2017